Las referencias bibliográficas relativas al sistema linfático son numerosas y toman origen desde la Antigüedad. Es costumbre citar a Hipócrates quien menciona la existencia de la linfa (sangre blanca). “Linfa” encuentra su origen del griego “Nymphe”, la diosa de las aguas claras. Es frecuente ver como la N griega en latín se convierte en L. La linfa es, entonces, incolora: solo la linfa mesentérica es blanca durante la digestión. Gaspare Aselli (1581-1626) en Milán redescubre en 1662 la realidad de los vasos linfáticos disecando el mesenterio de un perro. Jean Pecquet (1622-1674) en Montpellier aisla la cisterna quilífera, igualmente en el perro. Thoma Bartholin (1655-1738) realiza una descripción anatómica del sistema linfático y en la misma época Olf Rudbeck (1630-1702) considera al sistema linfático como una entidad funcional. Winiwarter (1848-1917) cirujano austriaco fue sin duda el primero en establecer las bases de las maniobras para tratar las patologías linfáticas.

Es de poco interés continuar con la descripción de los avances de los conocimientos del sistema linfático. Sin embargo, citamos aún a Emil Vodder (1896-1986) de Copenhague quien fue el iniciador de una técnica de drenaje linfático manual en estética. Es en 1932 que él comienza la práctica del drenaje y es en 1936 que presenta su técnica en París durante el Congreso de Estética “Salud y Belleza”. Mucho más tarde él intenta penetrar en el dominio del Arte de curar y en especial en aquél reservado para los fisioterapeutas. Viniendo de la Estética no resultó otra cosa que un autodidacta, E. Vodder no había realizado ninguna investigación científica capaz de convencer a un auditorio receloso. Nosotros tuvimos la ocasión de frecuentar su curso dictado en Bruselas por su esposa Estrid y él mismo (en 1970). Durante esa misma época tuvimos la buena suerte de encontrar a Sabine Godart, cirujana pediátrica, co-fundadora de la ISL, que estaba en la búsqueda de un lugar para instalar su laboratorio de linfología. Nosotros la recibimos en la Universidad Libre de Bruselas y juntos continuamos las investigaciones relacionadas con el sistema linfático. Nuestras primeras publicaciones en linfología datan de esa época.

Sabine Godart presenta su tesis catedrática de enseñanza universitaria en linfología (1975) y poco a poco se consagra exclusivamente a la cirugía de niños. Nosotros hemos desarrollado el laboratorio de investigación y numerosos investigadores belgas y extranjeros han participado en nuestros trabajos: G. Delacave, P. Lievens, Y. Geysels, R. Meeuwsen, I. Caplan, E. Kerchofs, P. Klein, L. Marcovecchio, J-L. Ciucci, J. P. Belgrado y O. Leduc así como nuestros técnicos M. Van Humbeek y P. Demaret, Ingeniero industrial. Todos estos colaboradores a través de sus trabajos han ampliamente contribuido a dar a conocer nuestro laboratorio en el mundo. En calidad de profesor de tiempo completo en las Universidades de Bruselas teníamos la oportunidad de colaborar con los servicios hospitalarios universitarios que nos han abierto ampliamente sus puertas (cirugía vascular, cirugía oncológica, pediatría, medicina nuclear…). El servicio veterinario alojó animales de experimentación pues los primeros trabajos que habíamos emprendido concernían la investigación a partir de animales.

Las orientaciones de nuestras investigaciones han sido pues las siguientes:

  • Investigación a partir del animal ( ratas, cobayas, cerdos, corderos…)
    Lugar: Vrije Universiteit de Bruselas
  • Investigación anatómica a partir de cadáveres humanos
    Lugar: Vrije Universiteit de Bruselas y Facultad de Medicina Buenos Aires
  • Investigación a partir de sujetos sanos
    Lugar: Universidad Libre de Bruselas
  • Investigación a partir de pacientes
    Lugar: Hospitales universitarios de Bruselas

Sobre las bases de estas experimentaciones hemos elaborado un método de tratamiento del edema.

En 1983 definíamos las diferentes fases de nuestro método durante un Congreso organizado por el Grupo Europeo de Linfología (G.E.L) en París. Nosotros habíamos remarcado en el transcurso de las experiencias realizadas por linfogammagrafía (en colaboración con el Dr. P. Bourgeois del departamento de Medicina Nuclear del CHU Saint Pierre, Bruselas) que la maniobra denominada de “llamada” puesta a punto a partir del animal realizaba un efecto de aspiración intra-linfática sobre el HSA Tc 99m así como un efecto de “empuje”, mientras que la maniobra denominada de “reabsorción” tenía una influencia considerable sobre la captación de proteínas por el mismo sistema linfático. Más tarde llegamos a descubrir las vías de sustitución que se desarrollan cuando el sistema linfático es interrumpido. Con ese fin realizamos diversas experiencias sobre animales (ratas y ratones) y posteriormente mediante disecciones en más de 300 cadáveres humanos. Estos resultados han sido confirmados en clínica humana por medio de la linfogammagrafía. Nuestro método de tratamiento del edema consta de varios principios terapéuticos. Es necesario recordar que el edema es generalmente tanto de origen linfático como venoso. La hinchazón tisular se compone de dos elementos principales. Uno está representado por la fracción líquida en la cual el agua constituye la mayor parte y el otro es un aglomerado macro- molecular en el cual las proteínas constituyen la parte más importante.

Hay que evacuar estos dos elementos diferentes simultáneamente. Es la razón por la cual se propone un abordaje terapéutico por varios medios:

  • Drenaje linfático manual
  • Presoterapia suave
  • Vendaje multicapas
  • Contención permanente